Si se detecta un error en el precio o en la descripción del producto, el cliente podrá cancelar el pedido o devolver el mismo, en caso de haber sido entregado, teniendo derecho a la devolución integra del importe pagado.